Exemple

Casimo

Casimo tiene risa fácil. De él, dependen 15 personas y dos casas.

Casimo tiene dos esposas y atraviesa con pie ágil la distancia que separa sus dos casas muy a menudo. Él sabe que su trabajo es fundamental y además de haber participado activamente en la rehabilitación del Centro Nutricional, ya terminado y a pleno rendimiento, enseña a los tres aprendices de carpinteros el oficio. Su gran pasión es el fútbol y es presidente del equipo “Flor de Ibo”.

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email