Exemple

La Fortaleza de Ibo

A mediados del siglo XVII, en el archipiélago de las Quirimbas gobernaban familias influyentes “n’zungu” (afroportugueses) – por lo que Ibo se convirtió en el mayor eje comercial de aquella área. Durante el período colonial, Ibo se convirtió en la principal ruta del comercio de esclavos.

Frente a las constantes tentativas de invasión por la disputa francesa y dado que el Fortín de São José se encontraba en ruinas, los portugueses construyeron  la Fortaleza de São João Baptista en la costa oriental de la isla.

En 1791 terminó la construcción en forma pentagonal de la Fortaleza de São João Baptista, bajo la dirección del Capitán de Grenadiers Antonio José Teixeira Tigre. Constan dos inscripciones epigráficas, una sobre el Portón de Armas y otra en la esquina de la entrada:

“O CAPm DE GRANADos AN / Tº JOZE TEIXª TIGRE CO / MANDANDO ESTAS ILHAS / FEZ ESTA FORTALEZA / NO ANNO DE 1791”.

En su interior, junto a los cañones, se perciben los ataques de los franceses y holandeses que pretendían apoderarse de la isla, con el fin de monopolizar el comercio activo, especialmente el de los esclavos. Después, durante la guerra de Independencia, la Fortaleza fue utilizada también por la policía portuguesa (PIDE) como prisión para los guerrilleros del FRELIMO.

Después de su última restauración, se pueden visitar varias salas: la capilla de São João Baptista, la sala de interrogatorios, la cocina y la prisión.
Este año Fundación IBO, conjuntamente con otras entidades y asociaciones locales, participará a la rehabilitación de la Fortaleza para que se convierta en un centro activo para la promoción del patrimonio histórico y cultural del Distrito de Ibo.

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email