Todo lo que dones llegará íntegramente a la Isla de Ibo.

Todo lo que dones llegará íntegramente a la Isla de Ibo.

Colabora con la fundación

Colabora con la fundación

Haz clic aquí y colabora con cualquier proyecto de la fundación

Fundación Lealtad
Anfibic

Anfibic
web, Gráfica. Comunicación


editorial abril

Editorial

Volver

Editorial newsletter abril 2011

  20.04.2011

¿POR QUÉ COLABORAR ACTIVAMENTE CON LA FUNDACIÓN IBO?
Por JOAN ALEMANY


Recibimos constantemente una gran cantidad de publicidad, de informaciones y de imágenes de ONGs, asociaciones y fundaciones que se dedican a la asistencia y a la cooperación con grupos sociales necesitados y con países y áreas pobres de nuestro planeta. La competencia para conseguir fondos para sus fines es cada vez mayor. Algunas organizaciones son conocidas y tienen gran prestigio, como la Cruz Roja, y simplemente es suficiente recordar con la publicidad su existencia y sus fines. Unas pocas realizan acciones espectaculares, como Greenpeace, que les permiten una gran presencia mediática en todo el mundo. Por último, otras organizaciones, cada vez más numerosas –no vamos a citar ninguna concreta-, nos sorprenden por sus campañas agresivas con frases e imágenes oportunistas que pretenden impactar en nuestra conciencia sobre determinados problemas o desgracias que acaban de suceder. Pretenden aprovechar la sensibilidad de la gente, más que la razón y el convencimiento, para obtener unas ayudas momentáneas.

Nosotros, la Fundación IBO, no tenemos una larga tradición ni somos conocidos internacionalmente, no promovemos acciones espectaculares para salir en primera página de los periódicos ni en televisión y, por supuesto, no hacemos ni haremos nunca una campaña publicitaria basándonos en el dolor ni en la desgracia de la gente. Nuestra publicidad para ser conocidos y para recaudar los siempre necesarios fondos económicos se ha de basar en un mensaje positivo, en una estrategia de actuación coherente y en un trabajo eficiente, duro y constante sobre el terreno.

Son pocos los campos de actuación en los que no exista una organización con  pretensiones de ayuda y de cooperación internacional. Para mucha gente que comienza a tener conciencia de que puede colaborar concretamente a la resolución (o mejor, al inicio de resolución) de alguno de los problemas importantes que conocemos, se le plantea el dilema de cuál puede ser la organización con la que cooperar. También a muchos de los que están colaborando o son socios de nuestra organización, se les presenta en una reunión familiar o con amigos la oportunidad de difundir los fines e incluso recaudar fondos para la fundación. Y entonces surge la pregunta clave que da título a este editorial: ¿por qué colaborar activamente con la Fundación IBO frente a las múltiples alternativas que hay?

Desde su creación y con su experiencia concreta, la Fundación IBO presenta unas características que la hacen distinta de otras organizaciones. Cuatro argumentos pueden ayudarnos a explicar estas características y a contestar la pregunta:

Primero, tiene unos objetivos específicos y originales o, como mínimo, no muy habituales en organizaciones de cooperación: crear actividad económica y empleo, promover el desarrollo sostenible de la isla, extender la formación profesional; y otros objetivos más habituales y asumidos por muchas organizaciones: asistencia a los sectores más necesitados, mejorar la nutrición infantil, mejorar las condiciones de vida y de salud.

Segundo, una organización más profesional a todos los niveles: desde la composición del máximo órgano dirigente (el Patronato de la Fundación) a las personas que trabajan en la isla, pasando por los responsables técnicos que gestionan la organización. No pretendemos “hacer cosas” con voluntarismo -que también lo tenemos- sino hacer las cosas apropiadas y hacerlas bien.

Tercero, una forma de financiación diferente: el Patronato de la Fundación trata de cubrir con sus aportaciones periódicas los gastos de estructura, mientras que las aportaciones de socios, entidades y particulares van directa e íntegramente a Ibo. Necesitamos más fondos y estamos ensayando nuevas formas de colaboración y financiación.

Cuarto, una visión a largo plazo de los objetivos de la fundación: no se trata solo de promover diferentes actividades para el desarrollo sostenible de la isla –que hoy por hoy es la función principal-, sino también de pensar, analizar y difundir nuestras experiencias y estudiar las condiciones para el inicio del proceso de desarrollo para que puedan ser útiles para otros lugares y otros organismos.