Exemple

OFERTA COORDINADOR/A DE PROYECTOS EN MOZAMBIQUE

Fundación IBO es una iniciativa de cooperación internacional con sede en Barcelona que lleva a cabo un proyecto de impulso al desarrollo en el Distrito de Ibo, en la provincia norte de Cabo Delgado en Mozambique. El objetivo es fortalecer el tejido socioeconómico del Distrito, involucrando directamente a la población local, siempre desde una perspectiva de sostenibilidad de los recursos. Se apuesta por un desarrollo integral a través de una estrategia que tome en cuenta la persona holísticamente en todas sus relaciones personales, familiares, sociales y económicas. Por ello se intenta crear una sinergia entre proyectos para que las áreas de salud, educación y desarrollo económico y social se enriquezcan por medio de un proceso que facilite la implicación de la comunidad como verdadero motor de cambio.

Descripción 
El puesto tiene como objetivo global velar por la misión, valores y visión de Fundación Ibo en Mozambique.

Funciones
En dependencia directa de la Dirección de la Fundación Ibo en Barcelona

  • Representar a Fundación Ibo y mantener las relaciones con las autoridades, representantes y contrapartes locales, agencias y organizaciones internacionales y nacionales y donantes presentes en el país. Así como con los medios de comunicación locales.
  • Garantizar la ejecución de las estrategias, planes de actuación y procedimientos de la Fundación Ibo en el país.
  • Identificar y formular nuevos proyectos.
  • Responsable de la gestión técnica y financiera de los proyectos en el país, siguiendo la normativa de los donantes y asegurando el cumplimiento de plazos y resultados esperados y la elaboración de informes de justificación.
  • Responsable de coordinar los recursos técnicos, financieros y humanos de la Fundación Ibo en el país, que comprenden equipos locales, expatriados, comisiones técnicas externas y voluntariado.
  • Responsable de hacer respetar las consignas de seguridad y de convivencia establecidas en el país y garantizar su cumplimiento.

Perfil requerido

  • Titulación universitaria superior.
  • Formación específica en cooperación internacional al desarrollo, derechos humanos o género.
  • Experiencia demostrable en formulación, seguimiento, justificación y evaluación de proyectos de cooperación de al menos 3 años en países receptores de Ayuda al Desarrollo.
  • Conocimientos amplios de ofimática y familiarizado con entornos digitales de comunicación y tratamiento de información.
  • Dominio del castellano, portugués e inglés con buena expresión oral y escrita. Se valorará buen conocimiento del catalán.
  • Capacidad para liderar grupos multidisciplinares y multiculturales y de establecer buenas relaciones personales con actores nacionales e internacionales.
  • Alta motivación y alineamiento con la misión, visión y valores de la Fundación Ibo.
  • Capacidad de organización, planificación estratégica y orientación al logro de resultados.
  • Alta capacidad de autonomía, iniciativa y proactividad.
  • Alta capacidad de adaptación a nuevos contextos.

Se valorará

  • Conocimiento de Mozambique.
  • Experiencia específica en seguimiento de proyectos financiados por la UE.
  • Conocimiento de enfoques y metodologías transversales: género, DDHH, metodologías participativas.
  • Habilidades de negociación y gestión de conflictos.

Se ofrece

  • Retribución según baremo de la entidad. Entre 30.000 y 36.000 € bruto/anual
  • Duración mínima de dos años
  • Ubicación en Ilha do Ibo, Distrito do Ibo, Provincia de Cabo Delgado. Mozambique.
  • Vivienda propia
  • Fecha de incorporación enero 2019

Interesados enviar CV actualizado y carta de motivación antes del 8 de diciembre 2018 a d.peluffo@fundacionibo.org indicando en el mensaje CONV03-COORD

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email
Exemple

ENTREVISTA A ALBA

¿Cuáles fueron tus motivaciones para trabajar como voluntaria?

Las ganas que siempre he tenido por ayudar a la gente y aprender de ello, sobre todo cuando es en un ámbito que me motiva, como la cocina. También destacar la motivación de aprender otra cultura completamente nueva.


¿Por qué elegiste Fundación IBO para realizar tu voluntariado?

Por mi antigua profesora Ana Rodríguez, chef y manager de Mwani House, y también por ser una fundación especializada en un territorio concreto.


¿En qué consiste tu proyecto como voluntario en Fundación IBO?

En la Fundación IBO, realizar tanto clases teóricas como prácticas de cocina a un grupo de unas 26 personas de la isla.

Por parte de Mwani House, realizar las prácticas obligatorias de la universidad creando platos, así como aprender la gestión de un restaurante.


¿Qué crees que has aportado a la población de Ibo?

Aparte de los conocimientos teóricos y prácticos de la cocina, una forma de trabajo distinta y una cultura muy diferente a la suya, que puede ser enriquecedora para ellos como la suya lo es para mí.


Como voluntaria sobre el terreno, ¿cómo describirías el papel de Fundación IBO y cómo crees que repercute en los habitantes de la isla?

El papel de Fundación IBO es excelente, su papel es imprescindible para la isla, tanto el CANI como la Escuela de Oficios.


De todos los momentos vividos en la isla, ¿qué recuerdo guardas con mayor cariño?

Para mí, todos lo momentos vividos serán recordados con mucho cariño, pero el mejor fue cuando realizamos una cena de despedida con toda la gente que mantuvimos más relación.

Fue un momento muy bonito, y a la vez muy triste, pero el hecho de estar todos juntos hace que lo recuerde de una forma especial.

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email
Exemple

ENTREVISTA A CARLOS

¿Cuáles fueron tus motivaciones para trabajar como voluntario?

Tenía mucha predisposición a trabajar como voluntario, dedicar tiempo a echar una mano en un lugar que hiciera falta. Esto se suma a las ganas de viajar de una forma que pudiera involucrarme en el día a día de otra cultura, aprendiendo de todo lo que me sucediese y de las personas que conociera.

Por este motivo en concreto el voluntariado en Mozambique, tan lejos. Es mucho lo que tenemos que aprender los unos de los otros.


¿Por qué elegiste Fundación IBO para realizar tu voluntariado?

Tenía el ojo puesto en África. Por medio de la Fundación Ibo me centré en Mozambique, que despertó en mí un interés enorme. Por otro lado, un proyecto integral como el de la Fundación centrado en un ámbito geográfico limitado como es el Distrito de Ibo, me dio a pensar que las consecuencias de la labor que desarrollase serían más directas, facilitando los efectos positivos a corto plazo, ya que solo tenía dos meses.


¿En qué consiste tu proyecto como voluntario en Fundación IBO?

Mi proyecto es de carácter deportivo. Utilizamos el rugby para fomentar el ocio organizado y saludable de niños y jóvenes del Distrito.

Llevamos un deporte nuevo, una actividad de ocio formativo, lo cual pienso que se ha valorado mucho en Ibo, ya que por falta de medios no están acostumbrados a que se preste dedicación a fomentar el deporte. Es obvio que hay carencias más urgentes, pero no se puede dejar de lado el desarrollo personal y social de los más pequeños. Eso es lo que tratamos de implementar, una actividad creativa que fomente el compromiso, el esfuerzo y el ocio.

Ofrecimos entre las distintas escuelas de la Isla de Ibo una actividad centrada en la práctica del Rugby, de libre inscripción para niños de entre 9 y 16 años. Progresivamente fuimos formando un grupo humano con el fin de terminar por tener carácter de club o escuela de rugby. Salvando los formalismos que podrían precisar un club o escuela de rugby en sentido estricto, se ha formado un grupo humano divertidísimo de chavales que se reúnen para jugar al rugby, que se dejaban la piel en todas las actividades y que han aprendido un nuevo deporte.

Asimismo se han designado responsables de la continuidad del proyecto, que con un máximo de 16 años y con un grado muy alto de independencia están tratando de que se continúe con las actividades.


¿Qué crees que ha aportado el rugby a la población de Ibo?

Es difícil saberlo todavía.

Creo que ha aportado perspectiva, imaginación e ilusión. La predisposición a aprender de los más jóvenes de Ibo es enorme y es necesario fomentar el aprendizaje. Los medios de los que disponen las escuelas no son suficientes para el potencial creativo e intelectual que hay en la isla. La práctica de una actividad nueva y el tiempo que se les ha dedicado, creo ha incentivado su compromiso y su capacidad de esfuerzo. He podido ver motivación, esfuerzo y resultado. Ha sido un proceso de aprendizaje que simplemente ha podido servir como prueba para mayores retos a los que se tendrán que enfrentar.


Como voluntario sobre el terreno, ¿cómo describirías el papel de Fundación IBO y cómo crees que repercute en los habitantes de la isla?

La Fundación está presente en los ámbitos fundamentales de la sociedad de Ibo (y de cualquier sociedad), a su vez los que más carencias presentan: educación, empleo y salud. Salvando las diferencias culturales, la Fundación es un componente más de la comunidad.

La Fundación presta apoyo nutricional; colabora en la mejora de la sanidad; en la mejora de las condiciones higiénicas; fomenta la igualdad de género y el turismo sostenible, al igual que apoya y da fuerza a los grupos locales que han venido tratando de conseguir los mismos objetivos, pero tal vez lo más destacable sea su apuesta formativa. Aporta oportunidades a los habitantes de una zona remota que desde bien jóvenes ven limitado su futuro por imposibilidad de medios.

Además, tratando de salvar esas diferencias culturales de las que hablo, prácticamente todo el personal en plantilla de la Fundación en terreno es personal local. Esto pienso que es el punto más fuerte y el objetivo final de la labor que se desarrolla: dotar de los medios, formar profesionales y, con la orientación precisa, dejar que Ibo construya su destino.


De todos los momentos vividos en la isla, ¿qué recuerdo guardas con mayor cariño?

La puntualidad de uno de los chavales que jugaba en la escuela. Entrenábamos a las 5:00 de la mañana y había uno de ellos, Zainadine Nelson (Dani), que siempre llegaba el primero -he de decir que mucho antes que el resto de sus compañeros-. Por lo general llevo mal madrugar, pero ver la energía y las ganas con las que cogía la bola y lo orgulloso que estaba de ser puntual, me daban un buen rollo que me duraba todo el día y más.

También los días que entrenábamos en la playa, era todo un evento y yo creo que no me lo he pasado mejor en mi vida. Era precioso.

Es difícil elegir, he tenido mil momentos. Recuerdo con cariño todos los amigos que he hecho y que espero poder visitar pronto.

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email
Exemple

ENTREVISTA A ANABEL

¿Cuáles fueron tus motivaciones para trabajar como voluntaria?

Las motivaciones fueron las de poder aportar mis conocimientos como artesana del esmalte al fuego sobre metal a los Ouribes de la isla, para poder hacer otra línea de trabajo, ya de por sí muy bueno. Y dar opciones de trabajo a las mujeres con los materiales con los que pueden contar, reciclando todo lo que puedan, transformando retales de capulanas en complementos.


¿Por qué elegiste Fundación IBO?

La elegí porque estuve buscando voluntariado en África que trabajara con niños, mujeres, artesanos… El idioma tenía que ser portugués ya que ingles no sé, y me hablaron de vuestra labor en Barcelona y lo tenía todo y más, ya que soy escultora y artesana, y venía perfecto, todo encajaba.


¿En qué consiste tu proyecto como voluntaria?

El proyecto está basado en enseñar a los Ouribes técnicas nuevas de joyería, relacionado con mi trabajo como especialista en esmaltes al fuego. He intentado dar ideas de piezas a realizar, aportando algo de variedad en su trabajo de filigrana y mezclando plata, cobre y esmalte (color). Con las mujeres, poner un poco en marcha el reciclado de materiales y con ello poder realizar bisutería, diferentes complementos, pulseras, pendientes, collares… todo relacionado con el tejido de las capulanas.


¿Qué crees que han aportado a la población de Ibo los talleres que has impartido?

Creo que dar otras opciones de trabajos y abrir otras puertas de trabajo.


Como voluntaria sobre el terreno, ¿cómo describirías al papel de la Fundación? ¿Y cómo crees que repercute en los habitantes de la isla?

Por lo que yo he visto se está haciendo una gran labor de formación en varios campos: carpintería, agricultura, servicios hosteleros, mujer, Ouribes… para poder dar la formación y los conocimientos necesarios para que puedan trabajar luego por sí solos, cosa que repercute en las necesidades de la isla.


De todos los momentos vividos en la isla, ¿qué recuerdo guardas con más cariño?

La reunión-cena que tuvimos el día del eclipse de luna y el último día de trabajo con los Ouribes, que me demostraron mucho cariño y reconocimiento.

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email
Exemple

Curso de Housekeeping

Eneida Pitroce, formadora experta en Gestión de Hoteles, ha impartido un curso de Housekeeping en el que los alumnos han adquirido nociones teóricas y prácticas del sector de la hospitalidad, tales como el arreglo y mantenimiento de las habitaciones o el servicio de alimentos y bebidas.

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email
Exemple

La Escuela de Oficios de Ibo ha ofrecido durante dos meses cursos de cocina a 27 alumnos (4 hombres y 23 mujeres). La formación, basada en 70 horas de cocina dirigidas por la formadora local Angela Teodora, ha recibido el apoyo de cinco voluntarios estudiantes del último curso de Ciencias Culinarias de la Universidad de Barcelona.

Los cursos en el área de hotelería tienen como objetivo mejorar el acceso al mercado de empleo de las mujeres y los jóvenes, así como fomentar el autoempleo y la emprendeduría en el distrito.

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email
Exemple

Formación sobre los derechos de las mujeres

Tatiana Wachave, coordinadora de la ONG MULEIDE (Associação Mulher Lei e Desenvolvimento), ha impartido una formación de 3 días sobre los derechos de las mujeres en la que se han tratado temas como la lucha contra la violencia de género, los matrimonios precoces y los embarazos no deseados.

MULEIDE es una asociación referente a nivel provincial de la lucha por los derechos de la mujer.

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email
Exemple

¡Gracias por ayudarnos a completar el plato!

Esperamos que este post os encuentre ya disfrutando del verano o a punto para ello. En referencia al reto de migranodearena.org “Completa el plato” financiado por la Fundación Real Dreams, os comunicamos que se ha cerrado la campaña con la presentación de una fotografía que resume el espíritu de nuestro proyecto, la voluntad y entusiasmo de nuestro equipo y el agradecimiento de todas aquellas personas a las que intentamos acompañar para que mejore su estado nutricional.

Felizmente la Fundación Real Dreams nos ha concedido el premio de los 1.500 euros adicionales, llegando a alcanzar un total de 6.165 euros de apoyo a la campaña de mejora de la nutrición de niños, niñas y madres impulsada mediante los programas de nuestro Centro de Asistencia Nutricional de IBO, que constituye un 77% del total del reto que propusimos.

Reiteramos nuestro agradecimiento a todas las personas que habéis contribuido y queremos haceros partícipes de este reconocimiento.

¡Gracias!

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email
Exemple

El voluntariado en Ibo

El voluntariado es un valor estratégico que contribuye a alcanzar la misión de Fundación IBO. Desde siempre, nuestra organización incorpora personas voluntarias para colaborar con sus proyectos en la isla de Ibo, donde residen unos meses, principalmente en la temporada de verano. El beneficio de esta colaboración es mutuo, ya que aporta un valor importante a la organización en la identificación y ejecución de proyectos de cooperación al desarrollo y constituye una importante experiencia vital para los propios voluntarios y la comunidad local en la que ejercen su voluntariado. Estas colaboraciones producen intercambios de conocimientos, de capacidades, de creatividad, de pensamiento y de cultura, que han ido también marcando el carácter y el rumbo de nuestra organización.

Este año la Fundación IBO ha decidido hacer una fuerte apuesta por este capital humano que ya forma parte de nuestro ADN y definir mejor nuestra política de voluntariado. Para empezar, se ha mejorado la gestión de este recurso, creando procedimientos y herramientas de seguimiento, siguiendo la normativa de la ley del voluntariado y dando una mayor visibilidad en nuestros medios de comunicación y redes sociales. Hemos puesto un mayor énfasis en el proceso de selección debido al gran número de propuestas de voluntariado que hemos ido recibiendo. Se han establecido criterios de selección de perfiles que puedan adaptarse de manera más satisfactoria al contexto y que puedan realizar una mayor aportación a nuestros proyectos. Pensamos que cuanto más eficaz sea esta aportación, una mayor apropiación se producirá por parte del voluntario y su experiencia será más enriquecedora para ambas partes.

Por ello hemos puesto una mirada sobre el voluntario/a como un “influencer” para mejorar su fidelización desde el momento en que se asume el compromiso con la organización y que se mantenga una vez finalizado su voluntariado. Se buscan personas implicadas con proyectos personales que encajen en nuestras intervenciones estratégicas de educación, promoción económica, salud nutricional y género.

El voluntario/a presenta su proyecto con sus objetivos y a la vez se marca un reto a cumplir que valora económicamente y que promociona a través de herramientas de crowdfunding y fundraising a través de sus círculos personales, contribuyendo a difundir su proyecto personal enmarcado en la estrategia de la Fundación de la que también hace difusión. Desde el momento que el voluntario se compromete con su proyecto y con la organización ya está generando ilusión y ampliando el círculo de influencia sobre el proyecto. Estas acciones están dirigidas a conseguir más recursos y generar un mayor impacto en Ibo.

Al mismo tiempo, su experiencia en el terreno se sigue a través de las redes sociales, generando conocimiento sobre la realidad. Una vez finalizado el voluntariado, se sigue el compromiso manteniendo viva su actuación y valorando él mismo el impacto conseguido y difundiéndolo en sus círculos.

Con esta mejora de nuestra política de voluntariado, basada principalmente en la especialización de nuestro voluntariado y una mayor apropiación y compromiso, se pretende crecer con más personas seguidoras de nuestra misión y más comprometidas, una mayor impacto en nuestros círculos de influencia y una mayor captación de recursos, conocimientos, intercambios… que permitan avanzar y acrecentar el impacto de nuestras intervenciones en Ibo.

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email
Exemple

A partir del mes de septiembre de 2018, la estrategia de género de la Fundación IBO recibirá un nuevo impulso del gobierno de Andorra en su lucha contra la discriminación y violencia de género en el distrito de Ibo.

Un año más, esta valiosa colaboración permitirá realizar actividades de promoción de derechos de mujeres y niñas hacia una vida libre de violencia. Se trata de una intervención de prevención, concienciación y sensibilización dirigida a mujeres y a hombres para disminuir la desigualdad de género existente en un contexto socioeconómico de pobreza y carencias en servicios públicos básicos.

El proyecto parte de unas políticas, instrumentos y actores públicos y privados ya existentes, mediante los cuales se pretende dar una respuesta más eficaz a las mujeres y niñas víctimas de la discriminación y la violencia de género. Por ello se han planteado acciones de sensibilización y formación dirigidas a los consejos de la mujer y las redes de atención integral.

Por primera vez, las tres islas principales del distrito (Ibo, Matemo y Quirimba) van a tener operativos unos organismos públicos con participación de la sociedad civil de promoción, defensa y atención de mujeres y niñas víctimas de violencia. Además, está prevista la celebración de un fórum de género a nivel del Distrito.

El proyecto beneficiará indirectamente a la población del Distrito, estimada en 12.000 personas, de las cuales un 52% son mujeres, y de manera más directa a unas 50 mujeres y 50 niñas, 80 miembros de consejos y redes de asistencia, 20 funcionarios públicos y 25 activistas de género.

En esta intervención, nuestro Centro de Asistencia Nutricional de Ibo (CANI) adquiere una relevancia especial al convertirse en un centro comunitario de atención a aquellas mujeres que se beneficiarán de nuestros programas de salud materno-infantil y de capacitación y empoderamiento a través de talleres ocupacionales y formaciones en derechos y género.

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email